Joyas de la Colección Belisario Betancur, 10 años

Este año, la Colección Belisario Betancur de la Biblioteca Central, cumple 10 años desde que fue donada por el expresidente a la Universidad, y en conmemoración a esta primera década damos a conocer los libros más destacados. 

A continuación algunos de los libros que hacen parte de 

Códices aztecas y maya
 

Grupo de facsimilares con mayor unidad temática: coloridos manuscritos pictográficos mesoamericanos pre-hispánicos -anteriores al siglo XVI- realizados en complejos soportes o papeles tejidos, presentados en forma de concertina de grandes y pequeños formatos, con una escritura a veces descriptiva, otras veces abstracta y siempre irradiante. Vaya a saberse cómo y por qué los originales que reposan en bibliotecas de Europa se salvaron del implacable fuego de las hogueras de los conquistadores “para la purificación de los demonios e idolatrías que contenían”. 

Se encuentran también en la Colección de Facsimilares, códices post- hispánicos –siglo XVII- a la manera de relaciones o crónicas ilustradas sobre diversas comunidades indígenas, sus costumbres, fiestas y rituales religiosos, elaborados en un intento de saber para dominar, pues eran encargo de gobernadores y obispos.

 

 

Libros exhibidos en Biblioteca Central: 

Códice tro - cortesiano(siglo XIV)

Madrid, 1991

 1

 Edición facsimilar en forma de concertina maya, elaborado sobre corteza de árbol de amante y dibujado por ambas caras, data del siglo XIV.

Éste es uno de los cuatro códices mayas que se conservan en el mundo, escritos antes de la conquista y muestran rasgos de su civilización, en su escritura emplean jeroglíficos, contiene almanaques adivinatorios que cubren temas como: Cacería, agricultura, apicultura, tejido y rituales para propiciar la lluvia, la siembra y la cosecha.
Seguramente éstos calendarios tenían como función principal la de encontrar los días más propicios para hacer cada actividad. También trata de muchos aspectos y temas de la vida diaria, con escenas de la vida religiosa y civil; plantas y usos, plagas de langosta, música, caza, cerámica, ceremonias,etc...

La región de origen de este códice probablemente es la costa Occidental de la Península de Yucatán.
El documento que ahora se conserva, es sólouna parte del manuscrito original; también es conocido como Códice de Madrid.

El original se encuentra en el Museo de América en Madrid.
Disponible en la sala Belisario Betancur piso 1. 900C6697 

 

  

Códice de Michoacán (siglo XVI)


Madrid, 2001


3 

 

Es una suma de libros que recrea  las ceremonias y ritos de la población de los indios en la provincia de Mechuacán o Michoacán (México) hacia los años 1539 - 1540.

La compleja composición de este refleja su historia y constumbres, episodios de una riquezacultural cuyo pormenor es posible seguir gracias a las imágenes, representa una notable contribución al estudio de la cultura prehispánica michoacana.

Sus ilustraciones son un tesoro de valor incalculable, no solo para México sino para América.

Edición facsimilar, elaborada en papel verjurado y encuadernado en piel.

El original se encuentra en la Real Biblioteca del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial.

Disponible en sala Belisario Betancur piso 1.972.02C669

Códice Tudela (siglo XVI)

Madrid, 2002

2

 

Documento pictográfico colonial de la primera mitas del siglo XVI realizado en México, sobre papel verjurado y encuadernado en cuero natural.

Consta de tres obras que se denominan: Libro indígena, libro pintado Europeo y libro escrito Europeo. El primero ocupa los folios 11 a 125 y fue pintado por escribas indígenas hacia 1540 con un estilo prehispánico y con información iconográfica y de escritura jeroglíficasobre la religión mexicana o azteca: tipos de calendario, rituales sobre enfermedad y muerte, dioses de los borrachos, etc.
El libro pintado Europeo se unió al códice a partir de 1554 mediante la inclusión de un cuadernillo del folio 1 al 10. Allí se plasman retratos de diversos grupos indígenas por parejas hombre - mujer. El libro escrito Europeo se realizó entre 1553 y 1554 y recoge comentarios de las pinturas.

Los nombres por los que es conocido, el códice de Tudela o códice del Museo de América, se deben por un lado a José Tudela de la Orden, primer investigador que lo presentó al mundo científico en 1947, y por otro, a la institución para quien se adquirió, el museo de América de Madrid.

Disponible en sala Belisario Betancur piso 1.972018C669C  

 

 

 

TPL_BEEZ5_ADDITIONAL_INFORMATION