El profesor del Colegio de la UPB Rodrigo Soto, inspirado en la Biblioteca de Bachillerato, lugar que visita a diario y uno de los espacios que más le gusta del Colegio, compuso el siguiente poema que desea compartir con todos los que trabajamos en las bibliotecas. 

LOS CALLADOS ALEGRES

Muy tristes y solitarios,

en la estantería los libros se encuentran,

con voces silenciosas hacen comentarios,

pero por ello no protestan.

Esperan con mucha paciencia,

que los usuarios los presten,

para hablarles de toda su ciencia,

y que con su contenido se deleiten.

Muy felices se muestran,

cuando de la biblioteca salen,

pues con eso se alegran,

y ellos muy bien lo saben.

Se esfuerzan por atrapar al lector,

con sus historias maravillosas,

todo se lo repiten con mucho amor,

y entre palabras jocosas.

Del lector se convierte en su compañero,

y feliz sus páginas deja pasar,

esto se vuelve para él placentero,

y más y más lo logra atrapar.

Disfruta con el lector de su contenido,

y lo hace hasta trasnochar,

goza al verlo entretenido,

y estimula su pensar.

De su conocimiento se siente orgulloso,

pero más de haberlo trasmitido,

de sus compañeros no es celoso,

así haya otro repetido.

Su tristeza vuelve a aparecer,

cuando su contenido va acabando,

ya que a la biblioteca debe volver,

cuando mucho estaba disfrutando.

A la biblioteca regresa,

y cuenta a sus compañeros su aventura,

de cómo el lector fue su presa,

y le trasmitió su cultura.

Los demás libros esperan emocionados,

que alguien los quiera utilizar,

para sentirse hojeados,

y conocimiento por montones dar.

Algunos en ocasiones lloran,

porque llevan años sin salir,

al bibliotecario en silencio imploran,

que no los vaya a dejar morir.

Y así van pasando los días,

para estos maravillosos amigos,

entre voces y melodías,

y siendo del conocimiento testigos.

Anímate amigo lector,

y saca más los libros a pasear,

deja que se conviertan en tu tutor,

y que te puedan más y más deleitar.

No temas caer en sus redes,

porque nada malo te harán,

sácalos de esas cuatro paredes,

porque muy tristes están.

Rodrigo Soto Vélez

“Rosove”

Profesor del Colegio UPB sección Bachillerato

TPL_BEEZ5_ADDITIONAL_INFORMATION